La educación se puede reforzar a través de los dibujos animados

Nos encontramos en una época en la que los niños pasan gran parte de su tiempo delante de la televisión. Los dibujos animados entre sus características más resaltantes es que pueden ser un recurso de transmisión de valores culturales, educativos y sociales así como los campamentos escolares. Nuestros pequeños están inmersos en un proceso de desarrollo, en esta edad absorben todo, todo supone una influencia y no siempre disponen de la madurez y sentido crítico para comprender lo que ven.

Es importante tomar conciencia del poder educativo de los dibujos animados y no menospreciarlo, más bien aprovecharlos para reforzar valores en los niños. El poder educativo de los dibujos animados se manifiesta como un medio transmisor por excelencia. Proponen una herramienta de gran atractivo, que agrupa imagen, sonido, movimiento. El poder de la imagen tiene una gran repercusión en los procesos cognitivos. Las imágenes llegan a la mente rápidamente, sin apenas necesidad de procesamiento e inundan el inconsciente.

Pueden llegar a tener un poder educativo más poderoso e intenso que otros recursos así como también las colonias escolares. Los niños se entretienen viendo dibujos y están asimilando valores culturales, sociales y educativos.

La oferta de dibujos animados que podemos encontrar hoy en día, es grande. Son muchos los canales que se dedican única y exclusivamente al público infantil. Sin embargo, no todos los contenidos son apropiados, que sean animados no quiere decir que sean para niños, para ello debemos estar pendiente de que dibujos animados ven nuestros hijos y de que este pueda ser útil para el aprendizaje del mismo.

¿Cómo se puede emplear el valor educativo de los dibujos animados?

El valor que pueden tener los dibujos animados  a nivel educativo es que puede sernos de gran utilidad si empleamos está herramienta siendo conscientes de su influencia en los más pequeños. Pero, también este valor educativo puede ser un peligroso recurso, cuando lo desestimamos y lo entendemos como un simple entretenimiento.

El valor que este puede tener en el ámbito educativo es indiscutible y por lo tanto es nuestra labor, emplear este valor y utilizar este recurso de manera responsable para favorecer y potenciar la educación de nuestros niños.

Recomendaciones para seleccionar los dibujos animados adecuados para tus hijos

Si quieres saber qué ven tus hijos, anímate a Conocer las diferentes ofertas de dibujos animados, y sus contenidos. Mira los dibujos animados y selecciona aquellos que sean correctos para la edad y nivel de desarrollo de los niños.

Busca aquellos dibujos que transmitan contenidos didácticos y valores con los que estés de acuerdo tales como: amistad, generosidad, respeto, solidaridad, familia, etc.

No selecciones aquellos dibujos, que actúen como no quieres que lo hagan tus hijos, aunque puedan parecer más divertidos. Los niños pequeños aún no tienen criterio para diferenciar formas de actuar.

A medida que vayan creciendo, puedes incluir estos dibujos animados, pero siéntate con el niño y explícale que aunque sea divertido no es la manera de actuar. Ayúdale a desarrollar su sentido crítico y diferenciar una caricatura de la realidad.

De esta forma puedes emplear los dibujos animados como herramienta con valor educativo. Es un entretenimiento que educa. Controla las horas que los niños pasan delante del televisor. Fomenta en tus niños la práctica de otras actividades, como la lectura, el deporte, los juegos.

¡Interesante verdad! Como los dibujos animados más adecuados puede influenciar en la educación de los niños.¿que opinas? Comparte tu opinión con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *