El dibujo es la esencia de todo lo que nos rodea

De seguro has pasado por una joyería y te has detenido ante el encanto de alguna prenda diseñada por la casa Tous de quién Alba Tous es su presidenta. En esa joya puedes notar la mezcla y la combinación de elementos tradicionales y contemporáneos combinados en una nueva creación, en la que se han incorporado íconos, ídolos, amuletos de la suerte, entre otros detalles. ¿Cómo se ha llegado a eso tan maravillosos que ahora estamos viendo?.

En el caso de las joyas y de los accesorios, empresas como Tous, cuentan con un equipo que se encarga de investigar, dibujar y con ello, de darle un proceso final, todo basado en la investigación sobre las tendencias al respecto, tomado en consideración cuestiones como por ejemplo, el color.

El dibujo desde su primera línea como idea

Posiblemente existe una gran confusión entre lo que es el dibujo y el diseño, el cual puede radicar en que, en nuestros tiempos se ha dejado que la palabra diseño se apropie del significado de lo que es un trazo o quizás de una delineación sobre alguna superficie, que por lo general es papel o también en la pantalla de una computadora o quizás, en cualquier otra superficie. Y es que la palabra dibujo se encuentra más relacionada con la palabra figura que con el trazo.

De acuerdo a los registros más antiguos, el término dibujo se remonta al siglo XV; en donde se muestra que la palabra utilizada para referirse a él, era Disegno. Por lo que históricamente se podría afirmar que la palabra diseño y dibujo encuentran un mismo significado, y por ello, el dibujo más que un trazo sobre un papel, se trata de una experiencia prefigurada a nivel mental, del mismo modo que lo es la palabra diseño; porque no es posible dibujar nada si antes no se tiene una imagen mental de ese trazo.

En nuestros días, esta prefiguración se le atribuye esencialmente a la palabra diseño, suponiendo que se trata de dos cosas diferentes. Posiblemente pensemos que se trata de lo mismo o por lo menos que estas son muy similares, en todo caso, la palabra diseño se viene usando para transformar lo que ya es conocido, y para representarlo.

La prefiguración en el dibujo

Si no se tiene previamente una idea o una imagen mental, no se puede dibujar. En la medida en la que esta imagen sea más clara, el resultado será el mejor. Uno de los mejores ejemplo que encontramos de la prefiguración, es cuando se intenta dibujar el rostro de alguna persona que ya es conocida. Los rostros cuentan con el mismo número de partes, es decir: ojos, nariz, boca, orejas, cabello y demás, pero lo que en realidad hace distinta a una persona de otra, son sus dimensiones, ubicación, forma, tamaño, dirección, proporción, color, textura y la manera en la que se encuentran relacionadas dichas partes con las otras.

Tomemos en consideración que en el mundo existen infinidades de personas, y todas ellas con el mismo número de partes pero cuyas proporciones son distintas, es decir diferente dibujos o diseños.

Si nos enfocamos en el punto de vista formal del diseño, entonces se debe ir más allá, observar, investigar, determinar la razón por la que se necesita un rostro en especial y para qué le sirven los ojos, los dientes, la nariz, la boca, su utilidad y la función de cada una de las partes, por qué se encuentra construidas de esa manera, sus materiales, tamaño, color y demás características.