Cuidados paliativos, lo que los cuidadores deben saber

Para quien no se encuentra familiarizado con el tema, el cuidado paliativo es un tipo especializado de atención médica que está centrado en aliviar los síntomas y el estrés que padecen las personas con enfermedades graves.

Tales cuidados se encuentran a cargo de un equipo que cuenta con una capacitación especial, que generalmente está dirigido por un médico que trabaja en compañía de una enfermera, una trabajadora social y otros proveedores, según sea el caso. Esta es una unidad que viene a colaborar con el equipo médico primario del paciente, brindando de esta forma más apoyo durante cualquier etapa de alguna enfermedad grave.

Los cuidados paliativos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida tanto de la persona que está padeciendo la enfermedad, como de la familia, incluso de sus cuidadores. Andrew Esch, quien es médico de cuidados paliativos y también asesor del Center to Advance Palliative Care, un centro sin fines de lucro, señala que “Los cuidados paliativos pueden ayudar a los cuidadores a subsanar las deficiencias. Por ejemplo, ayudamos con el control del dolor y los síntomas, la comunicación con los pacientes y la coordinación de su atención con todos los otros médicos”.

Beneficios de los cuidados paliativos

Los cuidados paliativos están basados en la necesidad, más no en el pronóstico. Estos pueden ser indicados a cualquier edad y durante cualquier etapa de una enfermedad grave, sea curable, potencialmente mortal o crónica. Los cuidados paliativos pueden ser prestados en simultáneo con tratamientos curativos como pueden ser quimioterapia, radiación o cirugía.

De acuerdo al Center to Advance Palliative Care, en líneas generales las enfermedades que más reciben cuidados paliativos son las cardiopatías, el cáncer, los derrames cerebrales, la diabetes, la enfermedad renal, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

Las investigaciones han demostrado que los cuidados paliativos tienen la capacidad de aliviar el dolor y los síntomas, incrementando la satisfacción familiar con el cuidado que han de recibir sus seres queridos, reduciendo el costo de la atención médica. También ha sido posible demostrar que ayudan a prolongar la vida de algunos pacientes.

En qué consiste el tratamiento paliativo

El tratamiento paliativo puede ser recibido en un hospital, una clínica para pacientes ambulatorios, un hogar de ancianos, un centro de vida asistida o en el hogar. Para ello, los equipos de cuidados paliativos cuentan con la posibilidad de adoptar un método holístico e integral con la finalidad de mejorar la vida del paciente en áreas tales como:

Control del dolor y los síntomas: lo que podría incluir recetar medicamentos o utilizar otros métodos a fin de controlar el dolor y síntomas tales como dificultad para respirar, náuseas, desorientación, fatiga e inapetencia.

Bienestar emocional, psicológico y espiritual: pueden ayudar a tratar la salud mental del paciente además de los síntomas físicos. Ello incluye asesoramiento individual, derivaciones a psicólogos u otros proveedores y reuniones con asesores religiosos o espirituales.

Apoyo práctico y logístico: es empleada la coordinación de los servicios de transporte, el envío de comidas u otro tipo de apoyo individualizado, abarcando desde el asesoramiento financiero hasta encontrar a un cuidador para las mascotas de las personas durante las citas médicas.